martes, 6 de junio de 2017

CREPÚSCULO



                                                                                Anochecer de estío...
                                                                                En reluciente solio,
                                                                                conversan las espigas
                                                                                del viento al blando soplo
                                                                                y hasta el nido la alondra
                                                                                se dirige en retorno.

                                                                                Apenas unas nubes
                                                                                prestan al Sol sus copos,
                                                                                mientras el valle abierto
                                                                                seduce igual que un rostro
                                                                                entre olivos de sueño
                                                                                y caminos remotos.

                                                                                Yo divago a mis anchas,
                                                                                reverencial, pletórico,
                                                                                como quien ha tenido
                                                                                noticia de un tesoro,
                                                                                huyendo de los hombres
                                                                                que se aturden tediosos.

                                                                                Al entrar en mi pecho
                                                                                el aire, cual rescoldo,
                                                                                caldea tibiamente
                                                                                la celda de mis votos
                                                                                y un renovado fuego
                                                                                crepita en lo más hondo.

                                                                                Mi corazón se llena.
                                                                                Puedo ser yo, no otro.
                                                                                Ahora, tu recuerdo
                                                                                reviste de abalorios
                                                                                esta carta sin letras
                                                                                que de tu mano evoco.

                                                                                Suspiro... Una promesa
                                                                                hago de verte pronto.
                                                                                Y entretanto mis rimas,
                                                                                como fieles escorzos,
                                                                                te pintarán el alma
                                                                                con besos de mis ojos.



                                                                     

49 comentarios:

  1. Poema lírico para estos días que aún se agrandan en el hemisferio boreal...

    ResponderEliminar
  2. Damarys González.6 de junio de 2017, 20:29

    Hermoso, Rafael, gracias. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. René García Ibarra.6 de junio de 2017, 20:51

    Gracias, formidable escrito.

    ResponderEliminar
  4. Qué bonito poema

    ResponderEliminar
  5. Guadalupe Velázquez.6 de junio de 2017, 22:30

    Me encanta, tanto el título como el tema, precioso. Gracias por estar siempre ahí. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Precioso... precioso!!! Cuánta sensibilidad y ternura... !!!

    ResponderEliminar
  7. Eloísa Pardo Castro.6 de junio de 2017, 23:59

    Un saludo, poeta.

    ResponderEliminar
  8. Que belleza, me encanto Rafael....beso

    ResponderEliminar
  9. Genial Rafael, un gran escrito como siempre... besos.

    ResponderEliminar
  10. Mari Carmen Estévez. Rebollo.7 de junio de 2017, 19:49

    Dulzura hecha poema.

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias, una fotografía preciosa.

    ResponderEliminar
  12. Muy bonito poema!

    ResponderEliminar
  13. ..un poema muy bello con la muestra una vez más de buen hacer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco tus palabras y presencia en esta página.

      Eliminar
    2. escribes con una gran delicadeza y ternura, es lo que me gusta de tu estilo Rafael

      Eliminar
    3. La poesía lírica e intimista lo requiere así, Julia.

      Eliminar
  14. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  15. Bonito poema donde se refleja el alma el alma sensible del poeta arraigada en el amor a la patria chica.

    ResponderEliminar
  16. Es espléndido!!!

    ResponderEliminar
  17. Volcar en letras tan hermoso paisaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un vaso hecho de letras para la belleza... eso es la poesía.

      Eliminar
  18. Me encanta!!

    ResponderEliminar
  19. Jesus Manuel Abellán Muñoz.8 de junio de 2017, 19:52

    Evidentemente un bellísimo crepúsculo el que nos envías como suelen ser habituales en la Meseta, un gran abrazo por tan bello poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer acordarme de quien tan acogedoramente me recibe. Abrazo compartido.

      Eliminar
  20. Evangelina Estrada.8 de junio de 2017, 19:55

    Muy bello sentir y hermosa foto, saludos.

    ResponderEliminar
  21. Antonio Navarro Rojas.8 de junio de 2017, 22:41

    Gracias por tus sentimientos a la Tierra... !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, hay cosas que es necesario expresar y la poesía ayuda a ello.

      Eliminar
  22. Hannah M. Hernández.9 de junio de 2017, 19:37

    Poesía inspirada en la majestuosidad y misterio insondable y divino que habita en la naturaleza... Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo, en la Naturaleza reside una fuerza misteriosa y sumamente inspiradora.

      Eliminar
  23. Cristina Martín Gutiérrez.12 de junio de 2017, 20:08

    Preciosa imagen acorde con tu escrito... Gracias por acordarte de mí en tus letras, amigo. Te mando un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que es un placer para mí, conociendo cómo te gusta la poesía. Un abrazo.

      Eliminar